Conversión de nuevo? Maduro debe eliminar los seis ceros del bolívar simultáneamente. Solo espero que esta vez entreguen más boletos para finalizar esta prueba en busca de dinero de plata. «, dijo Ana Rosa Walladares, de 51 años, que está trabajando en tareas de limpieza de viviendas cuando se le preguntó sobre la posibilidad de una nueva conversión de efectivo en Venezuela. ,.

Un nuevo proceso de eliminación de ceros en la moneda local parece inevitable en la segunda mitad de 2021. Los analistas señalan que la cantidad actual de ceros en el bolívar se ha vuelto inmanejable para las empresas contables y los bancos, pero también muestra cómo los ingresos de la población venezolana los alcanzan cada vez menos cada día para comprar productos alimenticios básicos.

Debido a la falta de un programa de estabilización macroeconómica para reducir los desequilibrios en la política fiscal, el intercambio y la esfera monetaria, las administraciones chavista-maduristas han utilizado la conversión como una forma de garantizar la estabilidad y crear la ilusión de resolver problemas; pero desafortunadamente no por mucho tiempo. Se realizaron dos reconversiones en 13 años: una en 2008 bajo la administración de Hugo Chávez y 10 años después bajo la administración de Nicholas Maduro.

La recomendación de Ana Rosa es similar a la de los analistas TalCual, quienes afirman que lo ideal es eliminar seis ceros, pero Dudan de que el proceso vaya acompañado de la liberación de una nueva familia de billetes, y aún más un paquete de medidas económicas. Mientras tanto, enfatizan que la digitalización de la economía puede ayudar a resolver los problemas causados por la falta de liquidez en los bolívares, pero la dolarización efectiva se profundizará aún más.

Para Tamara Herrera, directora de la consultoría de síntesis financiera, existen dudas sobre el cono de dinero que podría acompañar a esta nueva conversión, porque, en su opinión, no hay condiciones para emitir una nueva familia de billetes.

Explicó que el Banco Central de Venezuela (BCV) tenía problemas para proporcionar correctamente al país la cantidad de dinero necesaria para las transacciones minoristas que afectan a la mayoría de las personas y principalmente a las que utilizan el transporte público.

En este sentido, cree que la dolarización real puede continuar compensando la escasez de bolívares en efectivo.

“La ironía es que el componente monetario de los fondos de pago en Venezuela eventualmente será mejor servido por la dolarización, incluso si hay problemas. No está claro que haya una oportunidad de imprimir una nueva familia en un cono de dinero. Esto no es fácil de resolver por razones económicas y prácticas debido al contexto de las sanciones en las que se encontraba la administración de Maduro «, dijo.

Herrera dice, por otro lado, que esto es más adecuado Los seis ceros que Bolivar ha ganado desde 2018 se han eliminado debido al proceso de hiperinflación. “Más honesto y realista, este proceso de reexpresión, o la eliminación de seis ceros en lugar de tres, puede conducir a una mayor duración y efectividad y no exponer al país a estas dolencias, lo que también conduce a costos y consecuencias inflacionarios.».».

Tamara Herrera

Después de la conversión de 2008 y 2018, se eliminaron ocho ceros en el bolívar, pero los problemas de alta inflación y devaluación continuaron en el país.

José Manuel Puente, profesor del Instituto de Estudios Administrativos Superiores (IESA), recuerda que Venezuela es la única economía de hiperinflación en el mundo, este año se espera del 2,000% al 2,500%. Explicó que una economía que vive en condiciones de hiperinflación y ajustes de tipo de cambio altos y constantes hace inevitable realizar cambios regulares en el cono de efectivo o eliminar la cera en la moneda.

“El billete de mayor valor nominal del cono de efectivo actual es un tercio del dólar, y con esto lo único que puede hacer es pagar un boleto para el transporte público, porque no hay otro producto o servicio a un precio con el que sea posible pagar 1 millón de bolívares. Se vuelve inevitable convertir cero o crear un nuevo cono de dinero con un nuevo nombre «, dijo.

Hizo hincapié en que la hiperinflación y la devaluación del tipo de cambio son el principal problema y el gobierno no ataca estos desequilibrios económicos con la eliminación de ceros o reconversiones. Dijo que las reconversiones son medidas cosméticas que no afectan el origen del problema macroeconómico. Créelo En las condiciones actuales del país, es ideal para eliminar tantos ceros como sea posible Pero esta medida no es una panacea.

“El problema central es la gran brecha fiscal entre los costos e ingresos del país, lo que lleva a un alto déficit presupuestario que obliga al gobierno a financiar este déficit con la ayuda del problema monetario de BCV, que afecta los agregados de efectivo . Estos excedentes de dinero que circulan en la economía se destinan principalmente a la compra de bienes, lo que provoca inflación; y en segundo lugar, va al mercado de divisas, con el que causa la devaluación. Este es un círculo vicioso que no tiene fin. Si esto no se soluciona, los ceros deberán retirarse del bolívar cada año o cambiar el cono de dinero «, dijo Pointe.

Puente está de acuerdo en que el tema de los nuevos billetes es muy costoso, ya que en muchos casos el costo excede el costo del papel moneda, por lo que las importaciones para BCV van cuesta arriba

Este es un drama. El valor nominal de la moneda es menor que el costo. Pero hay un problema con esto no importa cuánto cueste y que cuando se emita un boleto, la hiperinflación y la devaluación conducirán al hecho de que pierden su poder adquisitivo muy rápidamente y tendrá que regresar en unos pocos meses o varios años para excluir ceros en moneda extranjera. «.

Cuando se le preguntó sobre esto, un plan del gobierno puede digitalizar la economía esta vez contribuir a esto, para que el nuevo proceso de conversión sea menos traumático, en comparación con los anteriores, Él dijo, qué, aunque el gobierno está haciendo esfuerzos, realizar principalmente transacciones electrónicas, desafortunadamente, El problema es que, que todavía un alto porcentaje de la población no está en bancarrota.

“No tenemos números oficiales, pero del 30% al 40% de los venezolanos más modestos pueden no tener una cuenta de ahorro y una tarjeta de débito, o no tener servicios de Internet y no pueden administrar sus cuentas electrónicamente. Aquí se crea un drama para familias modestas o de bajos ingresos que tienen que pagar el transporte o la comida en efectivo «, dijo el profesor de IESA

En cuanto a Tamara Herrera, el gobierno ha anunciado claramente su intención desde enero, cuando anunció que el país irá a una economía 100% digital este año, y eso es todo allanó el camino para la transformación necesaria desde 2020. En cuanto a la dolarización, enfatizó que en 2018 este proceso no estaba tan avanzado y que la necesidad de papel moneda nacional era local. Sin embargo, cree que tanto el uso de dólares en efectivo como las plataformas bancarias, como los pagos móviles, pueden facilitar la implementación de una nueva conversión.

“Para un país, hay un aprendizaje que pasará la tercera conversión dentro de 13 años, ya se usa para el conocimiento tecnológico y debería ser menos traumático y el gobierno debería beneficiarse al eliminar seis ceros en lugar de tres.».

La misma realidad

Los economistas que han sido consultados señalan que aunque el proceso de conversión monetaria se lleva a cabo en la segunda mitad del año, el país lamentablemente cerrará, mostrando su camino de recesión, hiperinflación y devaluación.

“Sé que los bolívares no me llegan, excepto porque pago mis servicios de limpieza en dólares y mi familia se moriría de hambre. Para mí, con tratamiento o no, al igual que no saldremos de esta pobreza «, dice Ana Rosa.

Tamara Herrera, directora de consultoría de síntesis financiera, lo dijo la eliminación de ceros en bolívar de ninguna manera reducirá la enfermedad subyacente de la economía venezolana y que esto solo será un asunto urgente por razones prácticas.

“El principal problema de la economía no se resolverá con este proceso, de hecho Las reconversiones se llevan a cabo como un último paso después de la implementación de un plan global y la estabilización de la economíay, por lo tanto, se determina una nueva moneda y una referencia a la moneda. «.

Con respecto a los pequeños cambios que la administración de Maduro ha realizado en algunos aspectos de la política económica, Herrera lo ha observado la flexibilidad ya ha sido un proceso desordenado debido a la inestabilidad, pero no porque sea parte de un plan de estabilización global.

“Me aventuraría a decir que si no hubiera sanciones económicas, todavía estaríamos en esos muchos años de cambio en el sistema de control de divisas en el que se crearon tantos esquemas de gestión de divisas.». Era solo un síntoma del agotamiento del control de divisas y negarse a dejar que las cosas tengan valor más cerca de la realidad. «.

Según el director del resumen financiero, estos avances, que han tenido lugar desde agosto de 2018, cuando se produjo un desmantelamiento parcial del control de divisas, dan una idea de una economía extremadamente deprimida. “No hay liberación completa, ya que todavía hay una ley que prohíbe, limita o amenaza y, por lo tanto, impide las inversiones y la confianza en la economía y en quienes la gestionan. Toda esta desconfianza es pagada por la moneda nacional. Hasta que esto se decida, saldremos de la hiperinflación muy lentamente. Pasaremos uno o dos años en tres dígitos, si no hay cambios significativos, esto no saldrá de la recesión y en dos años tendremos una nueva conversión. «.

Herrera reiteró que los esfuerzos de BCV estaban dirigidos solo a restricciones de crédito monetario, lo que condujo al estrangulamiento y una contribución significativa a la recesión en el país. “No tiene otras herramientas que puedan reemplazar esta limitación financiera.».

Inflación BCV

José Manuel Puente también enfatizó que mantener un precio de cambio estable se está volviendo insostenible debido al nivel muy bajo de reservas internacionales de BCV, que alcanzan los $ 6.2 mil millones y se consideran los más bajos en 31 años. Es decir El banco central no tiene monedas para proteger su régimen cambiario no tiene dinero para financiar bienes de consumo finales, productos intermedios o repuestos para reactivar el aparato productivo.

“El gobierno ha debilitado sus políticas en algunas áreas, pero como este no es un programa de estabilización global con medidas fiscales, monetarias y monetarias combinadas con un plan de financiamiento externo, ya que no será posible controlar la inflación, restaurar el crecimiento económico o reservar.».

El profesor IESA señaló que en 2020 la economía tendrá el octavo año de declive con una tasa de inflación de cuatro dígitos y una evaluación en profundidad del tipo de cambio. En otras palabras, será un período menos malo que 2019 y 2020, pero seguirá siendo recesivo debido a la escasez y con un cono de dinero que seguirá perdiendo poder adquisitivo.

“Venezuela está en un agujero tan profundo que no puede salir sola. El año 2020 fue desastroso porque ha recibido los ingresos petroleros más bajos desde 1930, regresamos hace 80 años, y este es uno de los dramas más grandes experimentados por la economía. En 2021, pueden mejorar los ingresos de este concepto, pero no serán suficientes para salvar la economía. «.

Puente dice que Venezuela será la economía en 2021 con los peores indicadores económicos del mundo y el único en hiperinflación“Cuando una economía tiene una gran diferencia entre la inflación interna, como la inflación venezolana del 2.500%, y sus socios comerciales del 3% o 4%. el tipo de cambio está experimentando un proceso de apreciación, es decir, cada vez que los dólares compran menos bienes y servicios y la devaluación de la paridad del tipo de cambio se vuelve inevitable para alcanzar su balance. «

Agregó que además de los desequilibrios macroeconómicos, se produce una dolarización efectiva, en la que se gestionan recursos que tienen un impacto limitado en el desarrollo del país. “Una cantidad impresionante de dólares circula en el país, que proviene de actividades legítimas, pero las actividades ilegales, como la actividad irregular, también son una parte importante. Solo una evaluación cuantitativa de las actividades legítimas del país, como el petróleo, el oro y otros productos de exportación Es imposible explicar la cantidad de dólares que pasan por el círculo económico. Sin embargo, esta dolarización continuará desarrollándose. «.

En última instancia, los analistas coinciden en que la conversión monetaria incluye una serie de actividades que deberían llevarse a cabo bajo un plan global de estabilización económica. Pero en Venezuela esto no es así; Lo que hace inevitable implementar un programa para eliminar ceros cuando un bolívar es un desbordamiento de números en todas las plataformas contables debido a la influencia en las actividades de las empresas.

Con información de TalCual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *