Paralizar el suroeste de Caracas, cierra la carretera principal de la ciudad, tomar el informe relacionado de importantes unidades militares y policiales, disparar armas de alto nivel en vehículos blindados PNB, capturar un club de policía social, robar una motocicleta de un médico indefenso, y luego devolverlo, con un gesto de amabilidad obvia, con las supuestas instrucciones para difundir el acto de protesta en las redes sociales, muestra, cómo el megabande «El Coqui» logró fortalecer su administración criminal el año pasado, no sufre los efectos de la pandemia COVID-19 en Venezuela.

Este jueves 22 de abril, las redes sociales una vez más saltaron de videos que mostraban policías indefensos y asustados cuando una corriente de balas de rifle cayó sobre sus autos oficiales. Presuntos miembros de grupos criminales que operan en Kota 905 y El Kladbishche (arriores El Paraíso y Santa Rosalia) atacaron las comisiones del Cuerpo de Investigación, Forenses (CICPC) circula en la carretera norte-sur, esto se debe a tres carreteras importantes de la ciudad: Francisco Fajardo, Valle-Koche y Caracas-La Guaira.

La filmación registrada esta semana es el quinto papel principal en el megaband de El Coqui en Caracas en 2021 y el séptimo desde 2020. 30 de marzo, se apoderaron de las instalaciones del club El Pinar, El antiguo club de policía de la capital y el 19 de marzo provenía de los alrededores de Kota 905, Kladbische y El Valle, y pusieron las calles de las parroquias de El Paraíso y Santa Rosalía, a solo 4,5 kilómetros del palacio de Miraflores, sede del gobierno nacional. Impidieron el movimiento de vehículos y peatones y mantuvieron a los habitantes de Caracas en el límite durante horas.

Todos los tipos de versiones del evento se distribuyen en las redes sociales. Sin embargo, no importa si el grupo criminal tenía la intención de robar baterías antiaéreas del equipo de la Guardia Nacional Bolivariana si los líderes de megabandas ejecutaban a cuatro de sus miembros para vengarse de las acciones «por su propia cuenta».».(un hecho en el que no hay mensajes oficiales, no hay registro de admisión a la morgue de Bello Monte) o si tenían la intención de «bajar» la policía judicial que acechaba el jueves pasado (la mayoría de ellos tienen capacitación y carrera). Además, no importa si los líderes mostraron su humanidad perdonando la vida del médico y devolviendo su bicicleta (aunque unas horas antes lo convirtieron en el personaje principal de su película de terror) … No se trata de El Coca, ya sea buena o mala.

Este es el megaband «El Coqui»,  que en realidad está dirigido por Carlos Alfredo Calderón Martínez, seudónimo de «El Vampi» o «El Gordo», y no Carlos Luis Revet, como todavía se creía, es un grupo armado no estatal, que toma cada vez más la forma de administración criminal en gran parte del territorio de la capital venezolana.

Su área va de Cota 905 a Coche y cubre cinco parroquias en Caracas: Santa Rosalia, El Paraíso, El Valle, Koche y La Vega. Hay al menos siete unidades policiales y militares importantes en este espacio territorial; y puedes llegar al Palacio de Miraflores en menos de 45 minutos.

El grupo impone sus reglas de convivencia a los residentes de las áreas que controla; participa en la distribución de productos alimenticios bajo el programa estatal; transmitir «justicia»; desarrolla actividades económicas ilegales; conquistar las fuerzas de seguridad, aunque tendría alianzas con algunas autoridades, Reemplaza las instituciones y limita la vida de todos los ciudadanos de Caracas durante siete años.

Con información de Runrunes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *