Del 13 de febrero al lunes 14 de junio, se utilizó el 2,4% de las vacunas covid-19 necesarias para lograr la inmunidad del rebaño en Venezuela. Seguimiento del plan de vacunación en el país que implementa Alianza Rebelde Investga (ARI), muestra que los datos proporcionados por el vicepresidente Delsi Rodríguez sobre la inmunización del 11% de los venezolanos (2,420,000) están lejos de los datos de otros representantes oficiales.

Vaccunometer Ven, una herramienta periodística que supervisa el proceso de introducción de vacunas copycid-19 en Venezuela, desarrollado por ARI y formado El Pitazo, Runrunes y TalKualseñala que hasta el 14 de junio vacunaron a 528,532 personas de un total de 3,180,000 dosis que llegaron al país. Para lograr la inmunidad del rebaño, el 70% de la población debe ser vacunada.

Hasta la fecha, alrededor de 3,180,000 vacunas han llegado al país: 1,800,000 sinofarmas de China y 1,380,000 satélites V de Rusia.

Según la información proporcionada por funcionarios regionales y gubernamentales, se han distribuido 1.299.057 vacunas en todos los estados, por lo que aún se desconoce la ubicación de las 1.880.943 dosis restantes que llegan a Venezuela. Sin embargo, estas cifras muestran que se ha aplicado el 40,68% del número total de dosis distribuidas en cada estado.

La opacidad en los datos oficiales del plan de vacunación dificulta determinar cuántos de ellos recibieron la primera o segunda dosis; Por otro lado, la información de distribución no se puede obtener en algunos estados.

Un ejemplo de esto es la información proporcionada a La Guaira sobre la implementación del plan de inmunización, ya que las autoridades se contradicen entre sí en número. El secretario del gobierno regional, Pedro Rodríguez, aseguró que se habían presentado 19.600 dosis en 14 días de vacunación. Sin embargo, la directora regional del Ministerio de Salud, Yadira Castillo, ha asegurado la introducción de 39,000 vacunas, que representan el 10% de la población en esta institución.

En cuanto a las vacunas que se han utilizado en todo el país desde el 13 de febrero, resulta que los estados con el mayor número de dosis son Trujillo con 50,641, Yarakuy con 48,562, Distrito Metropolitano con 45,037, Vargas con 39,000 y Lara con 38,821. En el caso de Miranda, solo se recibió información parcial (Altos Mirandinos, Valles del Tuy, Guarenas, Guatire y Barlovento), ya que las autoridades no presentaron un informe sobre el resumen de la compañía.

Según información oficial, se han recibido 267.095 vacunas en el estado de Sulia hasta la fecha y se han aplicado 23.904 dosis en la segunda fase del plan de vacunación. Se desconoce el número de vacunas alcanzadas en la primera fase.

También fue posible determinar qué sucede con la información oficial de diferentes estados, donde el número de personas vacunadas excede los datos de dosis obtenidos. Por ejemplo, en el caso de Karabo, solo se informó que han llegado 13,000 dosis, al mismo tiempo que se garantiza que han inmunizado a 30,000 personas.

Falta de control

En las primeras semanas de la nueva fase del plan de inmunización, el Ministerio de Salud no informó sobre las directrices o los centros planificados, surgió confusión y caos en los puntos de vacunación en todo el país.

En giras realizadas por periodistas de ARI para Vaccineomeometer Ven, se ha demostrado que todavía no hay un plan basado en las necesidades y la población. Las solicitudes para el uso de la vacuna fueron aleatorias y «afortunadamente», ya que muchas de las causas eran jóvenes sin ninguna patología o enfermedad preexistente. Todo esto mientras aumenta el número de médicos y trabajadores de salud asesinados por Covid-19.

El trastorno fue la guía de los primeros días de vacunación: en Barinas, los mensajes de texto fueron enviados por teléfono celular, donde fueron indicados por los presuntos centros de vacunación, lo que causó molestias a quienes vinieron y no pudieron ser vacunados. Mientras estaban en Lara, los funcionarios reconocieron la existencia del mercado de vacunas negras y la presencia de cientos de residentes de Caracas que se acercaron al Hotel Alba Caracas, lo que provocó la desorganización durante la conferencia.

En muchos puntos de vacunación permitidos en todo el país, las personas permanecieron en línea durante varias horas para recibir tratamiento; en otros casos, el proceso fue menos traumático.

En los últimos días, la atención parece haberse ralentizado, como lo demuestran las personas que se han acercado a varios centros cerrados de inmunización.

Entre los resultados obtenidos durante el recorrido ARIel inicio de la vacunación fue obvio para las personas menores de 59 años; no hay necesidad de registrarse en el sistema nacional o en el Ministerio de Salud para la vacunación.

Pero el hecho preocupa a la comunidad, ya que las autoridades sanitarias han extendido el tiempo para aplicar la segunda dosis a 90 días. La situación que se verificó en los sitios de inmunización visitados, donde se informaron demoras y una extensión de la fecha de su posicionamiento.

Con información como es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *